St. Paul's Within the Walls Episcopal Church

Posts

Bearing witness in Rome to a dynamic and living Christian faith, open to all and rejecting none.

SERMON DEL 05 DE MARZO DEL 2017

CUARESMA01
MEDITACION DEL DOMINGO 05 DE MARZO DEL 2017

El miércoles pasado, con la imposición de la ceniza, hemos dado inicio a la Cuaresma. Tiempo de gracia, tiempo de preparación y de arrepentimiento, todo esto con un solo objetivo, el de llegar a celebrar de la mejor manera posible la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo.
Por esto, todos los textos de estos 5 domingos están unidos entre sí para justamente ayudarnos a que nuestra fe crezca cada vez más, con la mirada siempre puesta en Jesús resucitado, lo cual para nosotros los cristianos es los más importante.
Las lecturas de hoy tienen un claro hilo conductor, que le da coherencia a la liturgia de este domingo. Este hilo conductor es la tentación, experiencia profundamente humana, vivida por Adán y Eva en el paraíso, y por Jesús en el desierto.
El relato del Génesis es fascinante desde el punto de vista literario, pues nos ofrece unas imágenes llenas de colorido. Dios es presentado como un artista que modela a su obra de arte, que es el ser humano. El escenario donde Dios ubica a la pareja, el llamado “paraíso terrenal” es una explosión de formas y colores, que supera infinitamente cualquier montaje de Hollywood. En este gran escenario, encontramos los símbolos del árbol, de la serpiente y la manzana, elementos de gran valor simbólico dentro de la literatura oriental.
¿Cuál es el mensaje profundo de este relato sobre la tentación y el pecado? La gran tentación del ser humano a lo largo de todos los tiempos ha sido querer ser como Dios… Muchos han sucumbido a la tentación de considerarse dueños de la verdad, a la tentación de sentirse superiores, a la tentación de creer estúpidamente que no necesitan de nada ni de nadie, ni siquiera de Dios. La soberbia, que enceguece la mente y el corazón, nos hace perder el sentido de los límites.
El evangelio nos presenta a Jesús que se retira a la soledad del desierto para prepararse para el enorme e importante compromiso de anunciar el Reino de Dios. En ese contexto de soledad y silencio, Jesús vive el drama humano de la tentación. Este texto del evangelio de hoy nos permite sentirnos muy cerca de este Jesús frágil, acorralado por los llamados insistentes de la tentación que lo empuja a abandonar su proyecto original de fidelidad a Dios Padre.
La primera tentación es la del hambre. Es el llamado a satisfacer todas las demandas del cuerpo. En el mundo actual vivimos un impresionante culto al cuerpo y al placer, reforzado por los mensajes de la publicidad. El cuerpo se convierte en un valor absoluto al que hay que complacer sin límites. A esta tentación Jesús responde: “No solo de pan vive el hombre = No solo de las cosas materiales vive el hombre”. Frase profunda que deberíamos meditar en esta sociedad consumista que nos presiona a explorar nuevas sensaciones y a disfrutar sin medida.
La segunda tentación es el llamado para arrojarse desde lo más alto del templo de Jerusalén para hacer un milagro espectacular. Es la tentación de querer manipular a Dios y poner la religión al servicio de intereses mezquinos. La acción de Dios es discreta, actúa en lo profundo de los corazones y rechaza el fanatismo que monta espectáculos de falsas curaciones en estadios y en estudios de televisión.
La tercera tentación es la más atrevida. El espíritu del mal invita a Jesús a abandonar el servicio exclusivo del Padre para adorarlo a él. Y en recompensa Jesús recibirá riqueza y poder. ¡Cuántos hombres y mujeres han sucumbido a esta misma tentación, han vendido sus conciencias y han traicionado los valores más sagrados!
Los relatos sobre la tentación, tanto en el libro del Génesis como en el evangelio de Mateo, nos indican que la tentación pertenece a la condición humana. No hay día en que no escuchemos sus voces seductoras.
Adán y Eva “perdieron la verdadera felicidad”, porque fueron hipnotizados por la ilusión de llegar a ser como dioses… Hicieron la apuesta equivocada y perdieron. Por el contrario, Jesús permaneció fiel a su vocación primera. San Pablo, en los versículos de la carta a los Romanos que escuchamos hace algunos minutos, recuerda lo que sucedió con el primer Adán y lo que sucedió con Jesucristo, al que identifica como el segundo Adán.
En la oración del “Padre nuestro” hacemos una petición: “No nos dejes caer en la tentación”:
Al meditar en el drama vivido por Adán y Eva, pidámosle al buen Dios que nuestra libertad no se equivoque en sus decisiones.
Al meditar en la experiencia vivida por Jesús en el desierto, pidámosle al buen Dios que tengamos unos principios morales lo suficientemente sólidos como para resistir a los falsos argumentos que nos incitan al mal.
Al reflexionar sobre los textos que nos propone la liturgia de este I Domingo de Cuaresma, pidamos al buen Dios que superemos positivamente las tentaciones que encontraremos en el camino de la vida, de manera que salgamos fortalecidos en nuestras convicciones y confirmados en nuestras opciones de vida.
Esta reflexión puede llevarnos a preguntarnos si nos vemos reflejados en estas tentaciones y si se dan en nuestra vida cristiana. Seguramente sí. Por eso el Señor nos dejó este “viático” que es la Eucaristía, como fuerza para el camino de la vida, que está lleno de pruebas y tentaciones.
Tenemos 40 días por delante para poner nuestra mirada en Jesús resucitado y fortalecer nuestra fe en Él. Que la Cuaresma nos ayude a acercarnos más a Dios y a todas las personas que más nos necesitan. AMEN!

ITALIANO

Quaresima. Tempo di preparazione e di pentimento, tutto con un unico obiettivo, quello di arrivare a celebrare nel miglior modo possibile la resurrezione di nostro Signore Gesù Cristo.
 Le letture di oggi hanno un filo conduttore unico, che è la tentazione, esperienza profondamente umana vissuta da Adamo ed Eva nel paradiso, e Gesù nel deserto.
 La storia della Genesi è affascinante da un punto di vista letterario, ci offre delle bellissime immagini colorate. Dio è presentato come un artista che modella le sue opere, che è l’essere umano. Lo scenario in cui Dio pone la coppia, chiamato “paradiso terrestre” è un’esplosione di forme e colori, che supera infinitamente qualsiasi scenografia di Hollywood.
 Qual è il profondo messaggio di questa storia di tentazione e de peccato? La grande tentazione degli esseri umani per tutto il tempo è stato voler essere come Dio … Molti hanno ceduto alla tentazione di considerare i proprietari della verità, la tentazione di sentirsi superiore, alla tentazione di credere stupidamente che non abbiamo bisogno di niente e di nessuno, nemmeno di Dio. L’orgoglio che acceca la mente e il cuore e che ci fa perdere il senso del limite.
 Il testo del Vangelo ci permette di sentirci molto vicino a questo fragile Gesù, messo alle strette dai richiami insistenti di tentazione che lo spinge ad abbandonare il suo progetto di fedeltà originale a Dio Padre.
 La prima tentazione è la fame. È la chiamata a soddisfare tutte le esigenze del corpo. Nel mondo di oggi viviamo un culto impressionante del corpo e del piacere, rinforzata da messaggi pubblicitari. Il corpo diventa un valore assoluto che deve soddisfare senza limiti. Per questa tentazione Gesù risponde: “No solo di pane vive l’uomo = non solo delle cose materiali vive l’uomo “. Profonda frase, per questa società consumistica, che ci spingi ad esplorare nuove sensazioni e che ci fa perdere il vero senso della vita.
Molti uomini e donne hanno ceduto alla tentazione, hanno venduto le loro coscienze e hanno tradito i valori più sacri!
 La storia di tentazione, tanto nel libro della Genesi come quella del Vangelo di Matteo ci dice che la tentazione è parte della condizione umana. Non c’è giorno che non sentiamo le loro voci seducenti.
 Adamo ed Eva “hanno perso la vera felicità” perché sono stati ipnotizzati da l’illusione di diventare come dei … Hanno fatto la scommessa sbagliata e la hanno persa. Al contrario, Gesù rimase fedele alla sua prima vocazione.
Riflettendo sui testi proposti dalla liturgia di oggi, preghiamo il buon Dio di superare positivamente le tentazioni che troviamo nel nostro camino della vita, in modo che usciamo rafforzati nelle nostre convinzioni e confermati nelle nostre opzioni vita.
Abbiamo 40 giorni davanti a noi per fissare i nostri occhi su Gesù risorto e rafforzare la nostra fede in Lui che deve essere la vera luce nella nostra vita. Amen.


 

Leave a Reply

You can use these HTML tags:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>